5 Tips para ayudarte a balancear tu tiempo durante exámenes (Demo)

Sabemos que los últimos dos años de bachillerato pueden ser estresantes. Mucho más si te interesa realizar tus estudios en el exterior al graduarte. Entre exámenes finales, actividades extra-curriculares, aplicaciones, y exámenes estandarizados, tanto tu tiempo como tu agenda se pueden volver caóticos. Sigue estos 5 tips que Edupass tiene para ti y maneja tu tiempo de la mejor manera.

  1. Desarrolla un plan

No importa donde empieces, si desarrollas un plan realista entendiendo todo lo que necesitarás hacer para lograr la meta de estudiar fuera, y tomas en cuenta el tiempo que te tomará cada tarea, podrás balancear tu tiempo para cumplir con todo lo que debes hacer. Utiliza un calendario y una agenda para esquematizar tus planes y los horarios para cada tarea.

  1. Ajusta el plan a tu medida

Ten en cuenta de que tu plan de estudio debe considerar  tu personalidad y circunstancias. ¿Estudias mejor después de clase, tarde en la noche, o desde que te levantas? ¿Eres capaz de estudiar en tu casa, o debes agendar una sesión de estudio en un lugar silencioso?

De igual modo, debes analizar el peso de cada examen que tomes.  ¿Es este mi primer SAT, o solo quiero tomarlo de nuevo para elevar mi nota? Considera estos factores cuando quieras determinar cuánto tiempo de estudio  vas a tomar para cada materia.

  1. Combina tus “tareas”

Practicar para la sección de ensayo del SAT  puede ayudarte con la redacción de ensayos en tu clase de inglés. Un simple ajuste en tu manera de estudiar puede sincronizarse con cualquier otra materia del mismo estilo. Sin embargo, no asumas que tu clase de matemática va a cubrir las mismas preguntas que cualquier examen estandarizado. Toma nota, y observa cuáles temas coinciden con material que pudiera salir en los exámenes estandarizados.

  1. Cambia las cosas un poco

Cuando tienes un calendario para estudios, no planifiques estudiar por tiempos largos en un solo tema, ya que esto puede saturar tu mente. Toma “breaks” o pausas entre cada sesión de estudio, para permitir que tu mente descanse y pueda asimilar mejor los conceptos estudiados.

  1. Evalua tu progreso

A medida que pasa el tiempo, puedes sentirte agobiado o estancado, por eso es necesario que mantengas un récord de los temas estudiados y que trates de desarrollar el plan de estudios como lo planificaste. De esta manera podrás ver el progreso en tus estudios y sentirte animado para seguir adelante.

 

El final de un semestre puede ser un tiempo de estrés al manejar distintos exámenes, pero mantener el enfoque y tener un plan organizado te ayudará a cruzar hacia el otro lado  y cumplir todas tus metas. ¡Buena suerte!